viernes, 3 de agosto de 2012

Un poco más al Sur

Zarpamos de Pinarellu (Corcega) el 25 de Julio a las 17:00h en dirección a Cerdeña, dejando atrás la hospitalidad y el confort que nos ofreció la familia de Olivier durante quince días. Nos acompañó un buen viento de través procedente del Oeste y avanzamos con un rizo en la vela mayor y el génova un poco enrollado. Llegamos con las primeras luces del amanecer y nos regalamos con la vista de la Isla Tavolara a proa, situada al Sur-Este del Golfo de Olbia. A partir de ahí nos adentramos hasta el puerto de la ciudad de Olbia, donde nos esperaba el padre de Olivier. La entrada no estuvo exenta de emoción ya que teníamos que ir esquivando a grandes ferrys que salían de la profunda cala que tiene apenas media milla de anchura.


Visita cultural a unas ruinas prehistóricas


Habitante de la zona pillado por sorpresa

Hemos pasado dos noches en puerto y hemos aprovechado esos días para visitar un poco la ciudad, repostar agua y comida y reparar la vela mayor por la parte de uno de los sables. La verdad es que no estamos nada contentos con el trabajo que hizo el señor que nos repasó las velas antes de zarpar de Premià de Mar, entre otras varias cosas no había protegido el borde del sable que nos reemplazó y éste había desgarrado completamente la vela... En fin, esta es una de tantas chapuzas que nos vamos a encontrar por el camino.

Desde entonces nos hemos paseado por el archipiélago de la Maddalena, al Nord-Este de Cerdeña. Hemos fondeado en Porto Palma (Isla de Caprera), donde nos llevamos una sorpresa al despertarnos ya que estábamos rodeados de barcos de vela ligera que practicaban entre los barcos fondeados. Nunca habíamos visto tantos barquitos juntos, y no veas cómo navegan! Después de pasar dos noches allí nos dirigimos un poco más hacia el Este y anclamos en Cala Portese, al Sur-Este de Caprera. Un poco complicado encontrar un hueco en esta época del año! En las dos calas pasó una motora del parque recolectando el abono por estar en el archipiélago, 15€ por día, menos el primer sábado y domingo que llegamos.




Después de una dura navegación con unos 35 nudos de viento, nuestros estómagos rugen a la espera de las lentejas con chorizo que se están acabando de hacer...


El momento más feliz de Eli es el desayuno con Nutella, alimento típico de la isla!

Ahora mismo nos encontramos de nuevo en Olbia para despedir al padre de Olivier y para recibir al relevo: Joaquim y Rafa. Eli continua con nosotros ya como una auténtica loba de mar! Tenemos pensado volver a Corcega y esperar allí la balsa salvavidas que hemos encargado y que imaginamos llegará alrededor del 10 de Agosto. Después... rumbo a Sicilia!

4 comentarios:

Antuan dijo...

Menuda pasada la foto de la tortuga y la de los jetos raros! jaja Nutella que no falte! Besos y abrazos pa tos!

Rita Zambrano dijo...

Se os ve muy bien y morenitos los paisajes muy bonitos y las aguas transparentes, pasarlo bien y recuersos a todos besos y cuidaros

mama.....

Marina dijo...

Un hurra por la Eli!!! VALIENTE!!! :D

Nuria Ortega dijo...

Oh! que pena!! la semana que viene voy para Cerdeña unos dias, pero veo que ya estais bastante lejos... bueno, en otra ocasion seguro que os pillo!! Veo que la aventura va viento en popa, a toda vela!!! que lo sigais disfrutando!!