sábado, 15 de septiembre de 2012

Por el Sur de Sicilia

Nota de abordo: en Sicilia no hay prácticamente Wi-Fi... Después de muchísimas vueltas y gente muy amable que hemos encontrado por el camino y que nos ha echado un cable finalmente hemos conseguido desbloquear el teléfono y comprar una tarjeta italiana con Internet. Para los que tengan WhatsApp nos pueden encontrar en el número 00393450870419. Viva la tecnología!!!

Tuvimos algún pequeño temporal estando en Favignana y decidimos ir hacia el Sur de Sicilia. Pretendíamos llegar directamente a Porto Empedocle pero a última hora de la tarde divisamos unas ruinas magníficas que sobresalían de la costa a la altura de Porto Palo y allí que nos dirigimos. Pasamos la noche fondeados detrás del espigón y al día siguiente decidimos entrar en el pequeño puerto para poder visitar las ruinas y hacer unas pequeñas compras más cómodamente. Por suerte nuestra orza es abatible y no tuvimos ningún problema en entrar y encontrar un sitio para atracar, y más en esta época del año ya que el turismo masivo ha desaparecido casi por completo. Más tarde los pescadores nos dijeron que algún que otro velero que se había atrevido a entrar se había quedado embarrancado nada más cruzar la bocana. El puerto es libre y hay agua. Igualmente detrás del espigón hay un buen fondeadero protegido si el viento no sopla del Este.

Justo después de atracar conocimos a nuestros simpáticos vecinos de estribor, Renzo y Antonio, que volvían de pescar. En seguida entablamos conversación, nos regalaron todo el pescado que tenían y se ofrecieron a llevarnos y a traernos a las ruinas de Selinunte ya que el transporte público era complicado. Incluso de camino nos invitaron a un Campari en el bar del pueblo! Por aquí la gente es muy abierta y amable y enseguida se entabla conversación con cualquiera y se prestan a ayudarte en todo.


Amanecer fondeados fuera de Porto Palo

Una muestra de la visita a Selinunte:







La visita a las ruinas de Selinunte nos ha impresionado, una parcela de la antigua Grécia, destino privilegiado de poetas y viajeros durante dos siglos. Era increíble el poder saltar entre las ruinas de templos, entre columnas y capiteles derruidos ahora pero trabajados por personas que habitaron la región a partir del siglo VII a.C.


El atardecer con una cerveza en Porto Palo

Y nuestros retoques al chinchorro!


Ahora mismo estamos en Porto Empedocle desde hace algunos días, fondeados en la parte exterior del puerto pero protegidos por el espigón. Hay que tener cuidado de no atrapar algún objeto inesperado del fondo al levar el ancla, como la cadena que encontramos la primera vez y que nos pegó un buen susto porque no nos dejaba subir el ancla para cambiar un poco la posición del barco... Es un pueblo agradable y la gente encantadora como siempre.

Hemos visitado el Valle de los Templos situado al Sur de Agrigento, una amplia zona donde se construyeron durante los siglos VI y V a.C. siete templos griegos monumentales. Otra vez quedamos impresionados por la magnificencia de estas construcciones realizadas antes de Cristo. Aunque cabe decir que nos gustó más Selinunte por la poca gente que había y porque se podía pasear entre las ruinas sin problema. También hemos disfrutado durante estos días del acogimiento de Max y Sergio (dos chicos que conocimos en Trapani) y hemos comido la mejor pizza y helado de pistacho en San Leone... Mamma mia! Es muy gracioso oír nuestras conversaciones en “esperanto”... jajaja!


Ya anclados en Porto Empedocle

El chinchorro ya empieza a tener otro aire, eh!

En el Valle de los Templos encontramos nuestro dios!

Pequeño esbozo de la visita al Valle:


Uno de los telamones del templo de Zeus, estatua colosal de unos 8m de alto que soportaba el peso de la cubierta.



Estamos viendo que en Italia la vida es bastante cara (Gasoil a 1,90€! Hay más de uno que su coche funciona con metano ahora) y que hay problemas con el gobierno... Hace más de diez días que no se recoge la basura porque los funcionarios están en huelga. Se te encoge el estómago al ver las montañas de basura que se acumulan al lado de los contenedores... Los ciudadanos han optado por prenderle fuego de vez en cuando para evitar animales indeseados, olores, etc. Los autobuses no funcionan regularmente porque, según nos contó un chófer con el que estuvimos hablando un buen rato, hace siete mes que no reciben su sueldo. Siete meses! La factura bimensual de la luz en un piso corriente asciende a 300€. Qué está pasando? Los políticos tienen sueldos desorbitados y el pueblo tiene que sobrevivir en estas condiciones?! A mí que me lo expliquen...



2 comentarios:

Sr.POmElo dijo...

Ya habeis tuneado el chinchorro??? Con la vela es otra cosa,no?? Nada que ver!!! Aún sueño con los remos,nooooooooo!!!! Jajajaja!!!

Las fotos son una pasada, deben imponer esos templos!!!

UN gros bisou!!!!

Nuria Ortega dijo...

Wow!!! que pasada!!! las fotos son alucinantes!!!! seguro que debe ser impresionante pasear entre ruinas tan antiguas... y el chinchorro es lo mas!!! jajaja! con velita y todo!!
Recuerdos!